Navegando la Tarjeta Verde Con Regla de 90 Días: Perspectivas de Andrew T. Thomas, Attorneys at Law

Ubicación de Oficinas

Orgullosamente sirviendo Dallas, FT.Worth, San Antonio, Houston.

DALLAS

Oficina 1700 Pacific Ave. #3750, Dallas, TX 75201

FT.WORTH

Oficina 851 Grainger St. Ste 107 Fort Worth TX 76104

SAN ANTONIO

Oficina 110 Broadway St. Ste 370, San Antonio, TX 78205

HOUSTON

Oficina 815 Walker Street, Ste 945, Houston, TX

Regla de Los 90 Días Cumplimiento de la Tarjeta Verde

Navegar por los entresijos de la ley de inmigración desvela una disposición clave que suele sorprender a los titulares de visas: la regla de los 90 días. Sus implicaciones se ciernen sobre quienes pretenden pasar de una estancia temporal a la residencia permanente en Estados Unidos. ¿Por qué influye tanto esta norma y en qué circunstancias puede afectar a la solicitud de la tarjeta verde?

En los primeros 90 días de entrada con una visa de no inmigrante, cualquier acción que contradiga la intención expresa de la visa puede levantar sospechas de intención preconcebida de inmigrar. Esta es la piedra angular de la norma de los 90 días, aplicada por el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS). Ya sea contrayendo matrimonio con un ciudadano estadounidense o solicitando un ajuste de estatus, tal conducta podría ser considerada falsa por las autoridades. Sorprendentemente, esta norma no es sólo una directriz, sino una presunción firme, que determina el destino de muchas personas que tratan de recorrer el camino hacia la obtención de la tarjeta verde.

En Andrew T. Thomas, Attorneys at Law, comprendemos el peso de esta norma en las aspiraciones de los inmigrantes. Con un manejo experto de casos complejos de inmigración, nuestra empresa ofrece un asesoramiento completo a los titulares de visas. La comprensión de las diversas visas y sus respectivos requisitos es crucial, como lo es garantizar el estricto cumplimiento de las leyes de inmigración para salvaguardar contra poner en peligro el viaje hacia la residencia en EE.UU.. Nuestro compromiso es iluminar este marco normativo, asegurando que aquellos a quienes representamos tengan una estrategia sólida al considerar cualquier ajuste de estatus dentro del marco de tiempo crítico de su llegada a los EE.UU..

La Regla de Los 90 Días

Navegar por los entresijos de la Regla de los 90 días es crucial para aquellos que buscan ajustar su estatus en los Estados Unidos. Nuestro objetivo es desmitificar sus elementos clave y esbozar cómo afecta potencialmente a las solicitudes de ajuste de estatus.

Definir la Regla de Los 90 Días.

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración de EE.UU. (USCIS) utiliza la regla de los 90 días para presumir la falsedad intencionada si los titulares de una visa de no inmigrante realizan determinadas actividades en los 90 días siguientes a su entrada en el país que son incompatibles con su condición de visa.

Esta directriz afecta a las personas con visas temporales, que pueden haber manifestado una intención temporal en el momento de su entrada, pero que más tarde deciden solicitar la tarjeta verde o un cambio de estatus.

En concreto, las acciones que contradicen la condición de no inmigrante de una persona -como el trabajo no autorizado o el matrimonio inmediato con un ciudadano estadounidense seguido de una petición para eliminar las condiciones de residencia permanente- podrían ser señaladas por un funcionario del USCIS como falsedad.

Es fundamental que las personas con visas de doble intención, como las visas H-1B o L, y las que se acogieron al Programa de Exención de Visa o ESTA comprendan esta norma.

Desencadenantes Y Excepciones Habituales

Activadores de la Regla de Los 90 Días

Los titulares de visas de no inmigrante deben actuar con cautela para evitar actividades que puedan desencadenar la regla de los 90 días. Las acciones incluyen, pero no se limitan a:

  • Ejercer un empleo no autorizado sin el cambio de estatuto exigido.

  • Matricularse en un curso de estudios sin el correspondiente visa de estudios.

  • Contraer matrimonio con un ciudadano estadounidense o titular de una tarjeta verde y presentar posteriormente una solicitud de ajuste de estatus (formulario I-485).

Estas acciones podrían sugerir que la intención original del individuo era visitar temporalmente Estados Unidos en lugar de residir allí de forma permanente.

Excepciones a la Norma

No obstante, existen excepciones. Debido a la naturaleza de la ley de inmigración de la familia, los parientes inmediatos de los ciudadanos de EE.UU., es decir, los cónyuges, los hijos menores de 21 años, y los padres de los hijos ciudadanos mayores de 21 años, se les suele dar más indulgencia sobre la regla de 90 días. Tales distinciones son esenciales dentro de la legislación de inmigración, y en Andrew T. Thomas, Attorneys at Law, guiamos cómo estos matices pueden aplicarse a su situación particular, incluyendo asesoramiento sobre las diferentes categorías de Green Card.

Nuestra experiencia puede ser indispensable como bufete de abogados a la hora de interpretar la Regla de los 90 días y trazar una estrategia adecuada para su viaje de inmigración. Es vital acercarse a estas regulaciones con una comprensión completa y proceder con cuidado para minimizar el riesgo de consecuencias no deseadas.

Implicaciones Jurídicas Y Riesgos

Navegar por la regla de los 90 días requiere una comprensión precisa de su impacto potencial en sus aspiraciones de residencia permanente en los EE.UU. Un mal manejo de este período crítico podría dar lugar a graves repercusiones legales o incluso poner en peligro todo su viaje de inmigración.

Consecuencias Jurídicas Del Incumplimiento de la Norma de Los 90 Días

Si un funcionario de inmigración determina que un extranjero ha infringido la norma de los 90 días, las consecuencias pueden ser graves.

La tergiversación es un término que surge cuando una persona con estatus de no inmigrante, más comúnmente con una visa de turista (visa B) o una visa de negocios, pretende realizar acciones como un empleo no autorizado, contraer matrimonio con un ciudadano estadounidense o realizar un curso de estudios no autorizado en los 90 días siguientes a su entrada en Estados Unidos. Esta tergiversación puede dar lugar a la denegación de la visa, la inadmisibilidad en EE.UU. y la posible deportación.

Los extranjeros acusados de fraude de visa tras infringir la norma de los 90 días se enfrentan a la ardua batalla de superar la presunción de que falsearon sus intenciones.

La carga de la prueba recae sobre sus hombros, ya que deben convencer a los funcionarios consulares o de inmigración de que su intención inicial era conforme a los términos de su visa. Si uno necesita ayuda durante este proceso, la búsqueda de orientación de un abogado de Green Card versado en la ley de inmigración, como nuestro equipo de Andrew T. Thomas, puede ser indispensable, asegurando que los pasos en falso se evitan y el camino a la residencia permanente sigue siendo clara.

Estrategias Para Gestionar la Regla de Los 90 Días

Cumplir la regla de los 90 días implica respetar las condiciones de su estatuto de no inmigrante. Al mismo tiempo, en EE.UU., si considera ajustar su estatus, la consulta legal es primordial antes de tomar cualquier decisión. El momento oportuno es esencial: solicitar un cambio de estatus o un ajuste de estatus después del periodo designado de 90 días puede minimizar las posibilidades de acusaciones de tergiversación.

La contratación de los conocimientos de un abogado de visa de trabajo es un paso prudente si su situación implica complejidades tales como la celebración de un H-1B, TN, K-1, o visa F. En Andrew T. Thomas, Attorneys at Law, poseemos el conocimiento y la experiencia para navegar por estas regulaciones matizadas.

Al trabajar con nosotros, podemos diseñar un enfoque de planificación estratégico e informado, aumentando la probabilidad de un resultado favorable durante la entrevista para la tarjeta verde y asegurándonos de que está en terreno firme en lo que respecta a mantener los lazos financieros y la residencia en el extranjero mientras se revisa su solicitud.

Cómo Andrew T. Thomas, Attorneys at Law Puede Ayudar

¿Podría ser que un lapso de sólo 90 días tiene el potencial de afectar su viaje hacia convertirse en un residente permanente legal en los EE.UU.? A medida que las intrincadas capas de las leyes de inmigración se despliegan, muchos se encuentran navegando por las complejidades de la regla de los 90 días, un concepto que es fundamental para aquellos que entran en los EE.UU. con visas de no inmigrante con la intención de ajustar su estatus, como a través de una solicitud de tarjeta verde basada en el matrimonio.

En Andrew T. Thomas, Attorneys at Law, nuestro equipo está bien versado en las sutilezas de la intención de los inmigrantes, en particular la forma en que se refiere a la regla de USCIS de 90 días. Hemos adaptado nuestros servicios para ofrecer asesoramiento jurídico meticuloso en el cumplimiento de las interpretaciones en evolución de la política de inmigración, asegurando que las aspiraciones de nuestros clientes están firmemente arraigadas en los procedimientos legales.

  • Visas de doble intención: Guiamos a los clientes titulares de visas H o L, que reconocen la doble intención, a través de la tramitación consular y las solicitudes de cambio de estatus.

  • Peticiones de visa: Nuestra experiencia se extiende a la elaboración de sólidos Formulario I-130 peticiones que resisten el escrutinio y se alinean con las expectativas de USCIS.

  • Documentación y detalle: Preparamos minuciosamente la documentación necesaria, entendiendo que las entradas recientes en EE.UU. requieren una atención diligente debido a la derogada regla de los 30/60 días.

  • Aclaración de términos complejos: Desde explicar la relevancia de su registro I-94 a los funcionarios consulares hasta distinguir claramente entre visas de intención única (como el B-2 o una visa de prometido) y visa de doble intención, iluminamos el camino a seguir.

Los procesos de inmigración, en particular los relacionados con las visas de no inmigrante y la obtención de la tarjeta verde, están cargados de matices administrativos que pueden conducir a la denegación o a graves consecuencias, como la prohibición de por vida, si se gestionan mal. En estos casos, el papel del funcionario de fronteras, el momento de la entrevista para la visa y las entradas anteriores en el registro de llegadas y salidas del formulario I-94 pueden ser decisivos.

Animamos a los clientes potenciales a buscar una consulta con nosotros para abordar sus preguntas y preocupaciones específicas, para su tranquilidad y claridad en el camino hacia la realización de su sueño americano. Ya se trate de la regla de 90 días de USCIS o cualquier otro asunto relacionado con la inmigración, confíe en nuestro compromiso de ofrecer apoyo legal profesional.